RED EQUIPO IMPACTO Y SU PARTICIPACIÓN EN TGU

En Diciembre de 2020 y a través del canal de Telegram surgido del Congreso Virtual Trabajos con Impacto organizado por Ginés Haro, respondí al llamado de una de las casi 300 personas que tras haber compartido el congreso, nos habíamos mantenido conectadas.
Claudia Caracha, con su habitual dulzura y con tremendo entusiasmo nos invitó a sumarnos a su voluntad de hacer llegar felicitaciones personalizadas de Navidad a personas que por causa del estricto confinamiento hubieran quedado aisladas en hospitales, residencias de ancianos y otros centros de asistencia social o sanitaria.

El llamado me resonó y respondí. Era para mi la primera vez que me enrolaba en una experiencia de trabajo colaborativo con profesionales del área de Impacto Social y me planteaba el reto de averiguar qué podía una persona con mi perfil profesional aportar a tal iniciativa y cómo resultaría el intento de colaborar desde un entorno virtual con diversas personas a las que sólo conocía de haber compartido la intensa y potente experiencia que supuso el congreso.
La experiencia resultó fantástica y los resultados nos sorprendieron a todos los niveles pero quizás la sorpresa más impactante de todas fue la de conocernos a través mismo de colaborar como un equipo y coordinarnos de forma dinámica para ir dando forma a la intención que nos había reunido a base de distribuir las tareas y contribuir cada quien desde sí aportando lo que mejor sabía y podía hacer.

Claudia logró liderar al equipo y el propio desarrollo del trabajo y la cooperación para el desempeño de las diversas tareas resultaron para todos tremendamente inspiradores. Durante el mes que aproximadamente duró la campaña, nos comunicábamos casi a diario y nos reuníamos una vez por semana para organizarnos, revisar las tareas y distribuirlas.
Pasada la campaña, nos dimos cuenta de que habíamos colaborado con perfecta naturalidad de forma dinámica y fluida y de que la experiencia no solo nos había encantado sino que además, cada uno de nosotros sentía voluntad de conocer al resto de los compañeros de forma más cercana y todos estábamos de acuerdo en mantenernos unidos para poner en marcha una red de profesionales cuyo objetivo común fuese el de crear impacto social.

Hemos necesitado un año para conocernos mutuamente, decidir la forma en que deseamos configurarnos como equipo y dar con las pautas y los ritmos que nos permitan consolidar la red y hacerla funcionar como un equipo profesional de libre contribución de tiempo, dedicación y talento capaz de integrar a nuevas profesionales y enfocado a conectar a cuantas personas y entidades seamos capaces en la voluntad de causar impacto social.

Cuando a mediados de ese año mi vida se cruzó con TGU y comprendí que el propósito de la plataforma era entre otros el de facilitar la colaboración y cooperación interprofesional, tuve claro enseguida que contar con un espacio de alojamiento digital como el que TGU nos proporcionaba sería de gran utilidad para un equipo como el nuestro, cuyo propósito es llegar a convertirse en una red y conectar a profesionales de diversas áreas y sectores con el Impacto Social.
Propuse al equipo que nos alojásemos en TGU y una vez fuimos conociendo la comunidad y al equipo humano a cargo de desarrollarla, nos dimos cuenta de que aún no contaban con ningún equipo específico desde el que poner en marcha la misión de Responsabilidad Social Corporativa de la empresa, un precioso reto que podíamos atrevernos a aceptar y para el cual decidimos ofrecernos a colaborar.

Así fue como nos convertimos en el equipo de impacto social de la plataforma que somos actualmente y desde esa nueva situación fuimos conectando con las iniciativas que iban poniéndose en marcha en la comunidad.
Entre dichas iniciativas, se encontraba la de alojar en TGU la red ciudadana civil #CAUSANTESdeRISAS, surgida de la Asociación Donantes de Risas, localizada en RIvas Vaciamadrid y co-fundada por Belén Diaz (experta en entornos y desarrollos digitales y cripto-digitales) y yo misma, como humildes herederas y sucesoras de la noble misión que Rafael Ubal López y Dora Ballabriga vienen atendiendo desde hace ya unos 14 años.

Lo que viene después se llama TGU TEAMS, CAUSANDO SONRISAS y FELIZ NOVEDAD y de todo eso, no os voy a contar nada en este artículo porque prefiero invitaros a que os suméis a nuestro Club de Sumadores y nos ayudéis a cumplir nuestra misión como equipo, convirtiéndoos en agentes de transformación e impacto social a través de las campañas, los desafíos y las misiones en las que vayamos trabajando de hoy en adelante y por supuesto, #deHOYenHOY.

Ahora nuestro reto es aún más motivador que al comienzo. Ahora podemos servir como pioneros en el reto de encontrar formas eficaces, eficientes y efectivas de sumarnos y entrelazar nuestras respectivas misiones y pasiones de vida, servimos como ejemplo de equipo descentralizado y auto-organizado abierto a la innovación, la colaboración con otras entidades y redes y capacitado para seguir creciendo y consolidándose sin necesidad de adquirir previamente ninguna forma legal y localizar cuál podría tener validez en todo el territorio LATAM, sin duda todo un trabajo que podemos ahorrarnos gracias a contar con las herramientas digitales y el alojamiento virtual, legal y fiscal que nos proporciona TGU de cara a poder promover desde nosotros iniciativas de valor que además podremos conectar con todo el resto de la comunidad, sus equipos de profesionales y sus clubes de sumadores y trataremos de seducirles e inspirarles para que a través de nosotros y nuestras misiones, no solo se atrevan a probar la experiencia de colaborar libremente y espontáneamente en nuestras campañas y propuestas de Impacto Social, sino sobre todo poder mejorar y aumentar continuamente las oportunidades de contribución a mejora social que la comunidad ofrezca al total de sus miembros y por supuesto, perseverar en nuestro propósito de conectar a cada vez más profesionales, empresas y colectivos con el trabajo colaborACTivo de generación de Mejora Social Ciudadana y Civil que una comunidad de sumadores, emprendedores, profesionales freelance, comunicadores y facilitadores de aprendizaje puede llegar a aportar y desplegar desde sí.

Quedáis todxs invitados y retados a ser miembros de nuestro Club de Sumadores de REI o de cualquiera de nuestros Clubs de Sumadores particulares como profesionales. Nuestros corazones están contentos alegrándose ya de ir viéndoos llegar y preparándose para daros a todxs las GRACIAS POR_VENIR!!!!

Nuestro Correo Arcoiris necesita Mensajeros y Carteros. Atrévete a ser el/la próximo/a y descubre con nosotros la magia de no caminar solo y la facilidad de colaborar libre y descentralizadamente con nuestro TGU TEAM.

Related Articles

Responses

en_USEnglish