Vuélvete Imparable 1 – Parte 16

  • Vuélvete Imparable 1 – Parte 16

    Posted by Gino Carpentieri on 05/05/2021 at 08:07

    Pero, ¿cómo podemos tener una vida de éxitos financieros, sociales y alcanzar mayores lujos y libertades, también en el plano material, sin que se afecte nuestro bienestar físico, mental y emocional?
    Tuve esta sensación cuando nadaba. Ganaba y no era feliz. Más medallas no equivalía a mayor felicidad. ¿Por qué? Sencillamente, no estaba mejorando la vida de nadie con mis medallas, sólo la mía. Y ni siquiera la mía, porque no me sentía más feliz.

    Somos bendecidos para bendecir, y que la abundancia nos hace felices cuando ayudamos con ella a otras personas.
    Recuerda que el propósito definitivo es la CONTRIBUCIÓN, y es cuando contribuyes desde tu sueño ya cumplido, cuando obtienes la máxima felicidad en la vida. Para repartir riqueza primero hay que generarla, pero cuando ya tienes clara tu Divina Obsesión, entonces necesitas claridad acerca de cómo va a contribuir en mejorar también la vida de los demás.

    A menudo lo único que necesita una persona para salir del pozo dónde se ha metido, es alguien que crea en ellos y les de una oportunidad. De ahí la importancia de trabajar duro en nuestra DIVINA OBSESIÓN y luego ayudar a otros con la abundancia que se nos ha dado.
    Durante todo el libro he querido inspirarte para pensar en grande, crear objetivos más grandes y que llegues más lejos. Ahora te pido que tu contribución sea igual o más grande que tus objetivos. Te pido que crees un objetivo de contribución grandioso.

    ESCRIBE CÓMO VA A MEJORAR TU DIVINA OBSESIÓN LA VIDA DE LOS DEMÁS:

    Esto sí es dejar un legado. Cuando no sólo mejoras tu vida y la de tu familia, sino que con tu grandeza iluminas también la vida de los demás. Tú haces que todo crezca alrededor tuyo, no sólo tu vida, sino todo lo que tocas.

    TUS “PARA QUÉ”
    Es fundamental que contribuyas con el mundo, para que éste te respalde.
    Interiormente, existe un mecanismo por el cual obtenemos más poder cuando nuestras acciones involucran a más personas. Pero…
    Por este hecho, muchas personas contribuyen con el mundo, olvidándose de sí mismas. Dejan de vivir su vida y empiezan a vivir la vida por los demás. Mi lema es:
    Vive para los demás, sin dejar de pensar en ti

    La única forma de poder entregarle lo mejor al mundo, es convirtiéndote en tu mejor versión de todos los tiempos. No puedes dar lo que no tienes.
    Porque el Universo funciona por la ley dinámica de DAR Y RECIBIR, en este orden. Primero dar y después recibir.
    No puedes dar lo que no tienes. Hay millones y millones de personas y de causas que necesitan de ayuda económica. No sólo de amor y buenas intenciones. Seamos serios, hay personas y causas que necesitan también dinero para poder sobrevivir, y además lo necesitan URGENTEMENTE.
    Dono el 10% de todo lo que gano. Cuando gano 1.000 euros puedo dar 100. Cuando gano 10.000 puedo dar 1.000. Cuando gano 100.000 puedo dar 10.000. Y cuando gano 1.000.000 de euros puedo donar 100.000 euros. ¿A cuántas personas crees que podré ayudar más? ¿Cuándo gano 1.000 o cuando gano un millón?

    Así que, la contribución es el propósito definitivo pero no podemos dar lo que no tenemos. La solución es crecer, romper nuestros límites, liberar el 80% de nuestro potencial que permanece dormido, crear abundancia y ayudar a los demás.

    ¿Qué tal si por primera vez en la vida te colocases primer lugar, sin sentirte culpable, independientemente de lo que piensen o sientan los demás.
    En esta vida, aquello con lo que te conformes es lo que tendrás. ¿Por qué nos conformamos? Porque no nos amamos lo suficiente.
    Piénsalo.
    Si te amaras lo suficiente, no tolerarías ciertas cosas en tu vida.
    ¿Qué no tolerarías más en tu vida si te pusieras en primer lugar?
    ¿Y por qué lo sigues tolerando?
    Pueden haber dos motivos:
    1- Porque no crees que puedas conseguir algo mejor.
    2- Para que no sufran los demás.
    La primera tiene más que ver con tu propia auto-imagen que con tus verdaderas posibilidades. La segunda tiene más que ver con tu autoestima, pues siempre colocas a los demás delante de ti para que no sufran, aún cuando eres tú el que sufres por ello. ¡Eso es colocarte en último lugar!

    Tienes que tener un motivo por el cual levantarte todas las mañanas. Ese es tu para qué. ¿Qué hará que te despiertes con ganas de lograrlo? Ya tienes tu DIVINA OBSESIÓN. Ya sabes a quién va a beneficiar. Ahora, colócate en primer lugar.
    ¿Para que la quieres? ¿Cómo va a mejorar eso TÚ vida?
    Cuantas más grandes tus razones más fácil será el cómo. Tienes un ACTIVADOR, eres TÚ mismo. Trátate con cariño y atención, entonces tu alma entrará en calor y desplegará sus alitas.
    Es tiempo de pensar en ti. ¿Cuáles son tus razones?
    La gente no lo consigue porque no tiene suficientes razones. Piensa en ellas y escribe una lista.
    HAZ UNA LISTA DE 50 ASPECTOS DE TU VIDA QUE MEJORARAN CUANDO LOGRES TU DIVINA OBSESIÓN:

    TU “GRAN PORQUE”
    Cuando tus motivos son claros, esa fuerza de tu interior te hace romper la inercia, te hace avanzar a través y a pesar de las dificultades. Vences la monotonía, la pereza, el miedo, no hay nada que te detenga porque tu MOTIVO es importante.
    Dos cosas básicas impiden alcanzar un objetivo a las personas: Una es tener una DIVINA OBSESIÓN pequeña y que no nos estimula lo suficiente. La otra es no tener los MOTIVOS suficientes que nos inspiren para lograrlo, superando toda valse de dificultades y desafíos.
    Ya tienes el modo en que tu divina obsesión mejorará la vida de los demás y también conoces cómo mejorará la tuya. Falta un punto en la ecuación, tus seres queridos.
    ¿Recuerdas el video del padre con el hijo participando en el Ironman? Ese era su GRAN PORQUE. Cuando te expliqué al principio del libro el ejemplo de los dos edificios y la tabla de madera, sólo había un motivo por el que sí pasarías al otro lado, tu PORQUE.
    Ahora dime, ¿quién es esa o esas personas por las que nunca, nunca, nunca te vas a rendir y superarás todas las dificultades?
    Hubo un tiempo en que alguien te sostuvo en la palma de su mano y puso todas sus esperanzas en ti. ¿Quién es esa persona que se merece lo mejor? Esa persona que te ama tanto, que se merece que tú tengas una vida de leyenda. ¿Quién es esa persona a la que vas a honrar con tu vida? Con tus decisiones, con tus logros, con el legado que dejas en el mundo con tu presencia y tus acciones. ¿Quién es?
    ESCRIBE AHORA QUIEN ES TU GRAN PORQUE:

    TU REVOLUCIÓN INTERNA
    Un agricultor tenia el mejor cultivo de maíz y cada año lo llevaba a la feria del estado donde le galardonaban. Un año un periodista lo entrevistó y se enteró de algo interesante acerca de como cultivaba su maíz. El reportero descubrió que el agricultor compartía su semilla de maíz con sus vecinos.
    ¿Cómo puede darse el lujo de compartir sus mejores semillas de maíz con sus
    vecinos cuando están entrando en competencia con la suya cada año? ¿Por qué lo hace señor? Preguntó el reportero.
    El granjero respondió:
    “Porque el viento recoge el polen del maíz maduro y lo mezcla de campo en campo. Si mis vecinos cultivan maíz inferior, la polinización cruzada degradará de manera constante la calidad de mi maíz. Si quiero cultivar buen maíz debo ayudar a mis vecinos a cultivar maíz bueno también.”
    Así es con nuestras vidas…
    Los que quieren vivir de manera significativa deben ayudar a enriquecer las vidas de los demás, porque el valor de una vida se mide por las vidas que toca.
    Y aquellos que eligen ser felices ayudan a otros a encontrar la felicidad, porque el bienestar de cada uno está ligado al bienestar de todos…
    Llámalo poder de la colectividad…
    Llámalo un principio de éxito…
    Dí que es una ley de la vida…
    ¡¡¡El hecho es que ninguno de nosotros realmente gana hasta que todos ganamos!!!
    Todas las personas exitosas que conozco tienen la sensación de servir a algo que es más grande que ellos mismos. De alguna u otra forma, quieren cambiar el mundo, impactar al mundo. No hay nada malo en que quieras ser exitoso, rico o famoso, pero el MOTIVO sí importa. Y quizás uno de los mayores desafíos para las personas que buscan más éxito en sus vidas, es precisamente que sólo quieren mejorar sus vidas. Pero todos los emprendedores exitosos tienen un motivo que
    los incluye a ellos también, pero más allá de ellos quieren transformar el mundo, dejar un legado, crear algo diferente.

    Si tuviera que elegir uno sólo de los principios que aprendí de mis mentores. Si tuviera que definir una sola acción para alcanzar el éxito y la felicidad sostenida, sería ésta:
    AYUDA A OTROS A ALCANZAR EL NIVEL DE ÉXITO QUE TÚ DESEAS

    Quizás esto te sorprenda, pero cuando lo haces, empieza tu verdadera revolución interna. Este es el mejor consejo que me han dado nunca, si realmente deseas conseguir aquello que deseas, ayuda a los demás a lograrlo. Los grandes hacen esto.

    Gino Carpentieri replied 1 year, 2 months ago 1 Member · 0 Replies
  • 0 Replies

    Sorry, there were no replies found.

    en_USEnglish