Vuélvete Imparable 1 – Parte 13

  • Vuélvete Imparable 1 – Parte 13

    Posted by Gino Carpentieri on 30/04/2021 at 08:34

    ¿Y qué es una divina obsesión?
    Ocurre cuando tu meta te absorbe, se enamora de ti y tú de ella, y no dejas de pensar
    en ella a todas horas. ¿Te suena de algo? ¿Alguna vez te has levantado pensando en alguien, te has acostado pensando en alguien, has comido, paseado, y todo pensando en alguien?
    Sí, ¡el enamoramiento!
    Cuando estás enamorado no necesitas comer, dormir, descansar porque sencillamente, ¡estás lleno de energía, pasión y vitalidad! Estudiando la biografía de Conrad Hilton, conocido por ser “el más grande hotelero del mundo”, me di cuenta que ese hombre alto, de una vitalidad desbordante y energía fuera de lo normal, comía hotelería, bebía hotelería, pensaba hotelería y ¡hasta soñaba con hoteles! ¡Ese fue el gran secreto del éxito grandioso de Conrad Hilton!
    Lo mismo ocurre cuando tu objetivo se convierte en una divina obsesión. Es algo que corre por tus venas. Lo respiras, lo ves, lo sientes, lo oyes, lo hueles, lo tocas y se
    vuelve una segunda piel para ti.
    Para progresar debes concentrarte más en lo que das que en lo que recibes. Es la ley del retorno, recibes lo que das. Entrégate a tu pasión.

    Si tu propósito no te emociona, entonces cambia de propósito, porque la energía proviene de la emoción y TODO en la vida es ENERGÍA. DESCUBRE TU PASIÓN, di no tienes energía cualquier cosa te detendrá. No lo lograrás. Y puedes lograr la energía de manera extrínseca. Con cafés, con una buena alimentación, un buen estilo de vida, incluso con drogas. Pero ninguna de ella será sostenible más que la energía que fluye desde tu interior y conectas con ella a través de tu propósito.
    Muchas personas no logran sus objetivos porque no están en su propósito real, no crean un Divina Obsesión. O eliges tu una meta de vida que te enamore y te apasione, o ella te elegirá a ti; o lo que es peor, alguien la elegirá por ti.

    Dime si esta meta que te marcaste te hace suspirar al pensar que algún día la alcanzarás. Dime si ese resultado final que persigues es tan grande y grandioso que valdrá todo el esfuerzo que vas a tener que hacer a partir de ahora.
    Si no puedes decirme esto, cambia tu PROPÓSITO.
    Tu vida debe estar fijada a un propósito superior, algo más grande que ti mismo, algo que si a media noche te sacudieran y te despertaran de golpe, preguntándote cual es tu DIVINA OBSESIÓN , fueras capaz de decirlo inmediatamente.
    Cuando encuentras tu DIVINA OBSESIÓN, que es TU PROPÓSITO DE VIDA, obtienes también tranquilidad. ¿Cuántas veces has dudo si tomaste la decisión correcta? ¿Cuántas veces te costó dormir pensando que tu decisión no había gustado a tus seres queridos? ¿Cuántas veces dudaste de ti mismo y de si estabas en el camino correcto?
    Cuando encuentras tu divina obsesión, se disipan las dudas. Obtienes tranquilidad porque sabes que estás decidiendo bien, es lo que tienes que hacer, aunque no a todo el mundo le guste lo que haces. Tu única pregunta es ¿me acerca esto o me aleja de mi divina obsesión? Este es el punto del mapa al que te diriges. Cuando te sientas perdido, todo lo que tienes que hacer es enfocarte en tu divina obsesión. Eso te dará de nuevo dirección y confianza. Ese será tu punto de referencia para que no te vuelvas a sentir desubicado.

    Tu DIVINA OBSESIÓN te dará FELICIDAD y ABUNDANCIA SOSTENIDAS.
    Siempre y cuando hagas de tu pasión una profesión, que esté enfocada en ayudar a los demás, en darles un servicio o en solucionar algún problema.

    Tu divina obsesión te entregará una facultad: la perseverancia. Cuando amas lo que haces, perseveras a pesar de las dificultades. Y por cierto, crea ese hábito: LA PERSEVERANCIA.
    Nada en el mundo puede reemplazar la perseverancia. El planeta está lleno de fracasados con talento y con estudios. Nada de eso garantiza el éxito, excepto la perseverancia. Cuando una persona tiene determinación, ¡eso impresiona! Una vez hayas determinado cuál es tu divina obsesión, ¡no aceptes jamás un no por respuesta! ¡Nunca pares hasta lograrlo!

    ¡NUNCA ACEPTES UN NO POR RESPUESTA!

    La mayoría de las personas exitosas podrán reconocer que, mirando atrás en el tiempo, si hubieran abandonado cuando tuvieron la tentativa, jamás hubieran logrado cumplir sus sueños. Se hubieran perdido el éxito que les esperaba.
    Para crear tu “ideal de vida”, tu divina obsesión, nunca tengas en cuenta tu estado actual, tus estudios, tu edad o tus fracasos anteriores. No dejes que nada de eso afecte a tu decisión de quién quieres ser. La historia está llena de casos que demuestran que esos puntos no son ningún factor determinante.
    Recuerda estos puntos antes de empezar: MIS SUEÑOS SON MÁS FÁCILES DE CUMPLIR DE LO QUE YO CREO
    Y también aprende que: LA PRIMERA CAUSA DEL FRACASO ES ABANDONAR DEMASIADO PRONTO

    Imagina que te doy ahora mismo una gran píldora que te permitirá lograr CUALQUIER COSA EN LA VIDA. Sin límites, lo que tú desees de verdad. ¿Qué gran cosa te atreverías a soñar si supieras que no ibas a fallar? Se te garantiza éxito seguro, absoluto, ¿qué sería?
    ESCRIBE AHORA TU DIVINA OBSESIÓN:

    ¿Cómo te sentirás al lograrlo?

    ESCRIBE LAS EMOCIONES QUE TUVISTE AL LOGRARLO, ¿CÓMO TE SENTISTE?:

    Ahora, ¿cómo se transformó tu vida con ello? ¿Qué cambió? ¿Qué es lo que no vas a volver a tener en tu vida que ahora te atormenta, pero que cuando lo consigas ya nunca más sucederá? ¿Cómo se va a afectar positivamente tu vida, tu economía, tu salud, tus relaciones, tu trabajo? ¿Cómo afectará positivamente esto a tus seres queridos?

    Ahora es tiempo de hacerla concreta. Recuerda LA CLARIDAD LLEVA AL PODER.
    Necesitas que tu DIVINA OBSESIÓN tenga ciertos parámetros para que tu cerebro pueda cumplirlos. Comprueba que lo que has escrito en tu DIVINA OBSESIÓN concuerde con lo que pusiste en tu ÁREA DE EXCELENCIA.
    Relee tu ÁREA DE EXCELENCIA y tu DIVINA OBSESIÓN. ¿Concuerdan? ¿Hay incongruencias? Revísalas hasta que concuerden.
    ¡MUY BIEN! ¡BUEN TRABAJO! Ahora re-escríbela, pon tu divina obsesión, con los sentimientos que tienes al obtenerla y cómo se transforma tu vida con ello, pero utiliza la regla de las “3 P” : Presente, Positivo y Personal. Escríbela en presente, hazlo personal (es decir, “yo soy”, o “yo” delante), en positivo (no escribas lo que no quieres, sino siempre lo que sí quieres).
    Re-escríbela ahora:

    ¡FANTÁSTICO! Y… algo más. Debes hacerla específica.
    Ponle fecha. En mis eventos siempre les digo a la gente que cuando lo soñamos es magnífico, si lo imaginamos es excitante, pero sólo cuando le ponemos fecha se vuelve real.
    ¿En cuanto tiempo quieres lograrla? Escribe tu fecha máxima.

    ¿Cómo sabrás si ese día lo lograste? Pon cifras, números, algo con lo que puedas medir el resultado. No es lo mismo decir quiero ser rico, que decir quiero 50.000.000 de dólares netos en mi banco antes del 31 de diciembre del año 2017.
    Especifícala más y escríbela:

    Y ahora, que entregarás a cambio. ¿Cuantas horas al día estás dispuesto a dedicarle para lograrlo?

    Ahora observa todo lo que has escrito. ¿Es coherente?
    Si no lo es, modifícalo hasta que lo sea. Si ya lo es, ahora re-escribe tu DIVINA OBSESIÓN bien específica, medible, en tiempo y con los sentimientos asociados, cumpliendo con las 3 P’s (Presente, Personal, Positivo):

    Ahora, ¿cómo convertirlo realmente en una magnífica obsesión? Escríbela en varios lugares. Manténla a la vista. Y sobretodo, tenla bien presente todo el tiempo. La energía va dónde va el pensamiento.

    Funcionamos por presión, pero la presión externa no funciona, o al menos, no lo hace durante demasiado tiempo. Y esa presión interna tiene que ver con nuestra psicología. Nuestros sistemas de creencias, nuestros pensamientos que actúan en conjunto con nuestras emociones, y que determinan cuando algo es o no importante y urgente para nosotros. Esa presión interna es lo que llamamos INSPIRACIÓN.
    Esa es la diferencia entre MOTIVACIÓN y la INSPIRACIÓN. La motivación es externa y no es duradera. Sin embargo, la inspiración es interna, y se mantiene en el tiempo. Una meta u objetivo no se mantiene; pero TU DIVINA OBSESIÓN es eterna. Esto sucede porque la meta te motiva, pero la divina obsesión te inspira.
    ¿Por qué es importante que dure? Porque para lograr un sueño grande se requiere de
    mucho esfuerzo, durante MUCHO TIEMPO.
    La inspiración viene de dentro. Son tus propios motivos para tomar acción y eso hace que tu cerebro esté de acuerdo en todas sus partes, y en colaboración con tu sistema nervioso, crea las formas para cumplir con el blanco que se ha marcado. Por lo tanto, si queremos cumplir nuestro destino, alcanzar nuestra divina obsesión, es importante trabajar la inspiración, mucho más que la motivación.

    Tu inspiración libera tu poder personal.

    Como te dije, para cumplir con nuestra divina obsesión, es necesario llegar al dominio y eso requiere TIEMPO y ESFUERZO concentrados. Necesitamos PERSEVERANCIA. Tu inspiración no sólo desatará tu poder personal para que empieces sin dilatarlo más en el tiempo, sino que conectará con tus fuerzas internas para que te entregues en cuerpo y alma, perseverando hasta lograrlo.
    Para poder inspirarte y lograr tu divina obsesión necesitas concentrarte en 2 puntos.
    Estos son:
    1) EL PUNTO CLAVE.
    2) TUS RAZONES (tus PORQUES)
    Por supuesto, habrá también un precio a pagar. Es grande el precio por seguir tus sueños, pero más grande será el precio que pagarás por no cumplirlos. Sin embargo, cuando tengas claros estos 2 puntos, no habrá precio que no estés dispuesto a pagar.
    En ese estado, quemarás tus barcos y serás IMPARABLE.
    Ya tienes clara tu DIVINA OBSESIÓN, ahora toca conectar con TU PODER PERSONAL para inspirarte. Trabajemos entonces en TU INSPIRACIÓN. Estoy deseando compartirte los grandes secretos que encontré para mantenernos inspirados en nuestro camino hacia la divina obsesión.

    Gino Carpentieri replied 1 year, 2 months ago 1 Member · 0 Replies
  • 0 Replies

    Sorry, there were no replies found.

    en_USEnglish