VUÉLVETE IMPARABLE 2 – PARTE 2

  • VUÉLVETE IMPARABLE 2 – PARTE 2

    Posted by Gino Carpentieri on 13/05/2021 at 08:02

    1- CORPORALIDAD

    Sabemos que nuestra corporalidad influye en la comunicación no-verbal y en cómo los demás nos ven y nos sienten. Pero la pregunta clave es: ¿la corporalidad afecta también a cómo nos vemos y nos sentimos a nosotros mismos?
    Según la psicóloga social Amy Cuddy, nuestra fisiología influye en nuestros estados emocionales, y existen ciertas posturas corporales que nos dan poder, así como otras que nos lo quitan.

    Nuestra psicología y nuestra fisiología van de la mano y son como autopistas de doble sentido. Esto significa que lo que pensamos y sentimos, influye en nuestra corporalidad y viceversa.

    Así que cuando nos sentimos poderosos, nos expandimos, crecemos, ganamos espacio. Y cuando nos sentimos mal, hacemos lo contrario, nos hacemos pequeños, cerramos nuestro espacio, nos encogemos, no queremos tocar a nadie.

    En sólo 2 minutos practicando ciertas posturas corporales, podemos llevar a nuestro cerebro a sentirse cómodo, confiado y seguro; o bien, estresado, inseguro y desconfiado.

    Otra cosa que afecta a tus emociones y a tu auto-imagen es la forma en que te vistes.
    Los americanos dicen “DRESS TO SUCCESS”, es decir “vístete para el éxito”.
    Curiosamente cuando las personas se sienten bien, mejoran su autoestima debido a que aumentan sus logros en la vida, tienden a vestirse mejor, dedicarle más tiempo a su higiene personal, a verse bien delante del espejo, etc. Su exterior refleja su interior completamente, pero más curioso es que del mismo modo, cambiando tu exterior puedes modificar tu interior.

    2-ENFOQUE

    En plena Edad Media un peregrino vio en París a tres obreros trabajando congrandes bloques de piedra.
    —¿Qué están haciendo?, les preguntó.
    —Cortando piedra, dijo uno de ellos con indiferencia.
    —Ganándome unos francos, repuso secamente el segundo.
    El tercero suspendió su labor por un momento y con una gran sonrisa y marcado entusiasmo respondió:
    —Estoy construyendo una hermosa y espectacular catedral que va a ser la más importante de toda la región”.

    Otra de las cosas que afectan a tu estado es aquello a lo que le prestas atención y las
    palabras que utilizas para describirlo.

    El enfoque determina cómo nos sentimos. En cualquier situación, podemos experimentar emociones distintas, si decidimos enfocarnos en lo positivo.

    TE DIRIGES HACIA LO QUE LE PRESTAS ATENCIÓN

    Así que el enfoque no sólo determina cómo te sientes, sino también hacia donde te diriges.
    Lo que debemos tratar es el significado que le das a las cosas.
    Cada vez que te dices que sólo tienes una opción o que no puedes, en realidad te estás mintiendo. Rompe el molde y mira alrededor, está lleno de oportunidades para ti. Si enfocas tu mente en encontrarlas, tu cerebro no parará hasta lograrlo.
    Cuando quieras lograr un sueño no te enfoques en las limitaciones, ¡ENFÓCATE EN LAS POSIBILIDADES!
    En toda situación hay algo positivo y si te entrenas para enfocarte en ello, tus estados
    emocionales serán poderosos.

    Pero, ¿cómo dirigir el enfoque?

    La respuesta es sencilla. El enfoque lo dirigen las preguntas. Ante determinada situación, aquellas preguntas que aparezcan en tu mente dirigirán tu atención. Delante de la misma situación negativa, una persona puede preguntarse ¿por qué me sucede esto a mí? o ¿para qué me sucede esto a mí? Cuando te preguntas “por qué” lo más normal es que tu mente se dirija hacia respuestas negativas. Sin embargo, cuando te preguntas “para qué”, la propia pregunta predispone tu mente a buscar respuestas positivas, porque la propia pregunta lleva implícita el supuesto de que hay una lección oculta positiva. Una pregunta poderosa ante una situación negativa es ¿qué hay de bueno en esto?
    Así que entrénate en el enfoque. En cada situación pregúntate:

    ¿Para qué me sucede esto a mí? y ¿Qué hay de bueno en ello?

    Y por último, tenemos las palabras. No sólo las que exteriorizas, sino las que te dices a ti mismo. Mucho más allá de la comunicación externa, el principal desafío es mejorar la comunicación interna. La persona más influyente con la que te encontrarás eres tú mismo. Eres la persona con la que más tiempo vas a pasar durante toda tu vida. O te dices lo correcto, o te dices lo incorrecto.

    La persona más importante a la que tienes que influir ERES TÚ

    La historia que te cuentas a ti mismo tiene más poder sobre ti del que puedes imaginar. Aprender a comunicarte los estados emocionales en los que te encuentras es fundamental para poder tomar conciencia y cambiarlos.

    Las creencias y la capacidad de generar estados de ánimo adecuados, crean las circunstancias y las oportunidades en nuestra vida, y no al revés.

    Nuestras palabras pueden machacar nuestro amor propio o encender la llama en nuestros corazones. Podemos cambiar cualquier experiencia emocional, simplemente eligiendo las palabras adecuadas para describirla. ¿Recuerdas el ejemplo del principio del capítulo con los constructores de la catedral? Las palabras, además del significado implícito que puedas encontrar en el diccionario, llevan una intensa carga emocional.

    Obtener una fuente de vocabulario rico, llena de colores nuestra experiencia, obteniendo mejores emociones y no solamente para describirlo a los demás, sino también, y sobre todo, a nosotros mismos.
    Fíjate que la mayoría de personas utilizan “atajos” en su vocabulario. Describen varias situaciones con la misma palabra, limitando así sus experiencias y las emociones que experimentará.
    No es lo mismo decir que harás las cosas con “excelencia”, que hacerlas “bien”.
    ¿Ves la diferencia de carga emocional y de significado que le otorgamos?

    Cuando te describí mi programa TU PRIMER BEST SELLER, estaba pensando exactamente lo mismo. Ese programa no trata de escribir un libro, trata de TRANSFORMAR UN VIDA Y MILES DE ELLAS . Piénsalo… Yo ya no soy el mismo que era antes de escribir mis libros y mis lectores, definitivamente si lo aplicaron tampoco son los mismos. Cada día recibo cientos de mensajes de personas que leen LA VOZ DE TU ALMA y me cuentan como esa lectura ha cambiado su vida. Ahora describo ese programa como “EL TRANSFORMADOR DE VIDAS”, porque he visto lo que hizo en mí y a todas las personas a las que enseñé a hacerlo.
    Escribir mi primer Best Seller, ha hecho que encuentre mi propósito de vida, me ha hecho facturar un millón de euros en menos de cuatro años y ha aumentado mi circulo de amistades alrededor del mundo. Ahora mi autoestima está alta, mi poder personal al máximo y tengo la confianza en mí para poder lograr cualquier cosa. Por lo tanto, cada vez que ofrezco el programa, no ofrezco escribir un BEST SELLER. Ofrezco:
    Encontrar tu lugar en el mundo, generar riqueza haciendo lo que te gusta, aumentar tu circulo de amistades e influencia, y elevar tu autoestima, poder personal y confianza en ti.

    Y tú, ¿cómo describirías tu actividad?
    Crea una nueva descripción más capacitadora y que te empodere:
    ______________________________________________________________________________________________

    Pronto me di cuenta que cuando cambias tu vocabulario transformas tu realidad.
    Cuando cambias tu vocabulario y el modo en que describes las cosas, automáticamente cambias tu realidad.

    Ahora bien, si nuestro deseo es tener más placer y evitar el dolor, en todas nuestras
    experiencias, ¿cómo podemos lograrlo?
    ¡Fácil!
    Debemos aumentar nuestro vocabulario para las experiencias positivas y utilizar palabras con más carga e intensidad emocional; y por el contrario, disminuir los términos para referirnos a las experiencias negativas y trabajar con palabras con poca carga e intensidad emocional.
    Todas nuestras experiencias están exentas de significado hasta que nosotros las etiquetamos con palabras.

    Gino Carpentieri replied 1 year, 1 month ago 1 Member · 0 Replies
  • 0 Replies

    Sorry, there were no replies found.

    en_USEnglish