Los secretos de la mente millonaria – Parte 5

  • Los secretos de la mente millonaria – Parte 5

    Posted by Gino Carpentieri on 12/03/2021 at 09:00

    La gente pobre tiene muchas buenas razones en cuanto a por qué podría suponer un problema hacerse y, de hecho, ser rico.
    Por consiguiente, no tiene al cien por cien la certeza de que realmente quiera se rica. El mensaje que mandan al universo es confuso. Su mensaje a los demás es confuso. Y ¿por qué se produce toda esta confusión? Porque el mensaje que se mandan a sí mismos es confuso.

    Antes hablé del poder de la intención. Sé que podría resultar difícil de creer, pero siempre obtienes lo que quieres: lo que quieres subconscientemente, no lo que dices que quieres. Tú podrías negar esto rotundamente y responder: “¡Eso es una locura!. ¿por qué querría yo pasar apuros?”. Y lo que yo te pregunto es exactamente lo mismo: “No lo sé. ¿por qué querrías pasar apuros?”.
    Dicho claramente, si no estás obteniendo la riqueza que dices que deseas, es muy probable que sea porque, en primer lugar, subconscientemente no quieres en realidad riqueza o, en segundo lugar, porque no estás dispuesto a hacer lo que haga falta para crearla.
    Exploremos esto más a fondo. Existen, en realidad, tres niveles de lo que se denomina querer.

    El primer nivel es el de “quiero ser rico”.
    Eso es otra forma de decir: “Si me cae como llovido del cielo, lo cogeré”. El solo hecho de querer no sirve de nada. ¿Te has fijado en que querer no lleva necesariamente a “tener”? fíjate también en que lo primero sin lo segundo lleva a más de lo primero. Querer se convierte en algo habitual y conduce únicamente a sí mismo, creando un círculo perfecto que va exactamente a ninguna parte. La riqueza no viene del mero hecho de desearla. ¿Cómo sabes que esto es cierto? Con la simple comprobación de la realidad: miles de millones de personas quieren ser ricas, pero relativamente pocas lo son.

    El segundo nivel de querer es el de “elijo ser rico”.
    Esto implica decidir convertirse en una persona rica. Elegir constituye una energía mucho más fuerte y va a la par con ser responsable de crear tu realidad. La palabra decisión procede del término latino decidere, que significa “eliminar cualquier otra alternativa”. Elegir es mejor, pero no lo mejor.

    El tercer nivel de querer es el de “me comprometo a ser rico”.
    La definición del verbo comprometerse es “dedicarse sin reservas”.
    Esto significa no retener absolutamente nada, dar el cien por cien de todo lo que tienes para obtener riqueza. Significa estar dispuesto a hacer lo que haga falta durante el tiempo que haga falta. Este es el camino del guerrero: no hay excusas, no hay ningún “pero que valga, ningún “quizás”, ningún “tal vez”… y el fracaso no es una opción. El camino del guerrero es simple “Seré rico o moriré en el intento”.

    Gino Carpentieri replied 1 year, 3 months ago 1 Member · 0 Replies
  • 0 Replies

    Sorry, there were no replies found.

    en_USEnglish