Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva – Parte 11

  • Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva – Parte 11

    Posted by Gino Carpentieri on 15/02/2021 at 08:14

    ¿Puede el lector tomarse un momento y redactar una breve respuesta para cada una de las dos preguntas siguientes?
    Esas respuestas le resultarán importantes cuando empiece a trabajar con el tercer hábito.

    Pregunta 1: ¿Qué puede hacer usted, que no esté haciendo ahora y que, si lo hiciera regularmente, representaría una tremenda diferencia positiva en su vida personal?

    Pregunta 2: ¿Qué produciría resultados similares en su vida profesional o en su empresa?
    Volveremos a estas respuestas más adelante. Pero comencemos por situar el tercer hábito en perspectiva.

    El tercer hábito es el fruto personal, la realización práctica del primero y el segundo.

    El primer hábito dice: «Tú eres el creador. Tú estás a cargo de todo». Se basa en los cuatro privilegios humanos de la imaginación, la conciencia moral, la voluntad independiente y, en particular, la autoconciencia.
    Nos permite decir: «Éste es un programa deficiente que yo recibí en mi infancia procedente de mi espejo social.
    No me gusta ese guión inefectivo. Puedo cambiar».

    El segundo hábito es la creación primera o mental. Se basa en la imaginación (la capacidad para visualizar, para ver lo potencial, para crear con nuestras mentes lo que en el presente no podemos ver con nuestros ojos) y en la conciencia moral (que es la capacidad para detectar nuestra propia singularidad y las directrices personales, morales y éticas que nos permiten llevarla felizmente a cabo). Supone el contacto profundo con nuestros paradigmas y valores básicos, y la visión de aquello en lo que podemos convertirnos.

    El tercer hábito es la segunda creación, la creación física. Es la realización, la actualización, la aparición natural del primero y el segundo hábito. Es el ejercicio de la voluntad independiente que pasa a ser centrado en principios. Es la puesta en práctica incesante, momento a momento.
    El primero y segundo hábitos son absolutamente esenciales y prerrequisitos del tercero. Uno no puede pasar a centrarse en principios sin tomar primero conciencia de su propia naturaleza proactiva, y desarrollarla.
    No se puede pasar a los principios sin tomar primero conciencia de los propios paradigmas y sin comprender cómo hay que cambiarlos y alinearlos con los principios. No se puede pasar a los principios sin una visión de la contribución singular que a uno le corresponde realizar, y sin ponerla en el centro de todo.
    Pero con esos cimientos se puede pasar ya a los principios, de modo incesante, momento a momento, viviendo el tercer hábito: practicando una autoadministración efectiva.

    Gino Carpentieri replied 1 year, 4 months ago 1 Member · 0 Replies
  • 0 Replies

    Sorry, there were no replies found.

    en_USEnglish